miércoles, 6 de febrero de 2013

Taller para personas con una ostomía, en El Rocío


Tras asistir a un taller de formación de formadores sobre ostomías, profesionales y pacientes del Hospital Virgen del Rocío decidieron comenzar la formación a otras personas ostomizadas fuera del entorno sanitario. Por ello, el 12 de enero se reunieron en una casa en la Aldea del Rocío para, además de aprender a través del intercambio de experiencias y de la formación entre iguales, disfrutar de una jornada de convivencia, anécdotas y divertidos momentos. Sebastián Rivera, uno de los profesionales referentes del Aula de Ostomías en Sevilla, nos resumen los fructífero que fue este primer encuentro. Esperamos que repitáis esta interesante iniciativa. 

Asistentes al I Encuentro de Personas con una ostomía
El pasado 12 de enero de 2013 tuvo lugar el Primer Encuentro de Personas Ostomizadas. Dicho encuentro fue organizado por la Unidad de Ostomía (integrada en la Unidad de Gestión de Cirugía General y Digestiva), y con él se han iniciado las actividades enmarcadas dentro de una Escuela de Pacientes que fue creada en junio de 2012 por la unidad de gestión antes mencionada.

Tras su reciente creación, la Escuela de Pacientes ha impartido formación a personas ostomizadas, por una parte, y a profesionales que tratan con este tipo de pacientes, por otra, dotando así a estos últimos de los conocimientos necesarios para dirigir y gestionar este Primer Encuentro de Personas Ostomizadas. De esta forma, tanto los profesionales formados por la Escuela de Pacientes como los responsables de la Unidad de Ostomía han participado en la creación y organización de grupos de personas ostomizadas, con el fin de que éstas compartan y exterioricen sus experiencias acerca de cómo es el día a día portando una ostomía.

El encuentro se desarrolló en la localidad onubense de Almonte, concretamente en la aldea de El Rocío. Tuvo lugar desde las 12:30 horas hasta las 19:30 horas aproximadamente, y contó con un total de 40 participantes.

Cabe destacar que la iniciativa de realizar esta actividad fuera del ámbito hospitalario obedeció a la necesidad de crear un ambiente ajeno al sanitario para que los participantes pudieran compartir sus vivencias personales. De este modo, la consecución del objetivo se vio favorecida por la creación de un clima distendido que propició en todo momento la interacción entre las personas participantes.

Como ya se ha mencionado, la finalidad primordial de esta convivencia fue que los asistentes a la misma compartieran su experiencia vital y su día a día con una ostomía. Además de este objetivo general, la Escuela de Pacientes estableció previamente una serie de temas o ideas de necesario tratamiento, a saber; los problemas y complicaciones que puede causar el estoma, los cuidados que han de practicarse, las actividades que se pueden desarrollar, la aceptación del estoma, las prestaciones sociales de las que las personas ostomizadas se pueden beneficiar, entre otros. Hay que decir que durante todo el desarrollo del acto, las expectativas de los responsables de la Unidad de Ostomía se vieron cubiertas con creces, ya que, además de las cuestiones anteriormente citadas, fueron innumerables los asuntos e inquietudes de diversa índole que surgieron de la interacción entre los pacientes.

Por último, hay que señalar que al finalizar la convivencia, los responsables de la Unidad de Ostomía manifestaron su satisfacción por el transcurso del encuentro.

Posteriormente, los participantes que así lo desearon tomaron la palabra para terminar el acto con una serie de conclusiones acerca de lo que la celebración del Primer Encuentro de Personas Ostomizadas les había aportado.

En todos los casos las intervenciones fueron encaminadas a mostrar lo beneficiosa que había sido la convivencia con otras personas ostomizadas a nivel sanitario, social y personal: a nivel sanitario en tanto en cuanto los participantes compartieron consejos sobre cómo actuar ante incidencias imprevistas con sus dispositivos, a nivel social por la ayuda que los pacientes socialmente más activos ofrecieron a los que habían visto mermados sus hábitos sociales e interpersonales a raíz de la ostomía, y a nivel personal por el apoyo emocional que aquellos que tenían una baja autoestima recibieron de los que anímicamente se encontraban mejor.

En cualquier caso, todos los participantes coincidieron en destacar lo fructífero que había resultado el encuentro y en mostrar su inquietud por la organización de futuras ediciones del Encuentro de Personas Ostomizadas.

Por Sebastián Rivera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada