martes, 13 de noviembre de 2012

“Expectativas de los pacientes con Diabetes Mellitus tipo 1: un recorrido a lo largo del proceso asistencial”

El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, una enfermedad crónica que afecta a muchas personas en nuestro país. Esta enfermedad crónica genera una importante carga emocional para las personas que la padecen. Por esta razón, hoy hemos querido compartir un resumen del estudio "Análisis de calidad percibida y expectativas de pacientes en el proceso asistencial de diabetes", realizado por María Escudero, Mª Ángeles Prieto y Joan Carles March.  

La diabetes es una enfermedad crónica que representa una importante carga emocional y organizativa para pacientes y familiares. Afecta a gran número de personas y es previsible un incremento significativo en los próximos años, como consecuencia del aumento de la esperanza de vida de la población, de los hábitos de vida poco saludables y de las crecientes tasas de obesidad. Es un problema importante a nivel personal y para la salud pública, no sólo por su elevada prevalencia e incidencia, sino por su cronicidad y sus eventuales complicaciones.

Las expectativas de los pacientes y de sus familiares sobre el proceso asistencial dependen en gran medida de la vivencia de los primeros momentos en el sistema sanitario y de las primeras experiencias con la enfermedad. La vivencia depende, a su vez, en gran parte de la relación establecida con los/as profesionales sanitarios. Hay varios aspectos de la atención sanitaria que se revelan fundamentales para “vivir” la enfermedad con mayor seguridad y, por lo tanto, que generan unas expectativas más positivas:
1)       tipo de comunicación entre profesional y paciente basada en el interés, la amabilidad, una información rigurosa pero no alarmante y la transmisión de un ánimo positivo para afrontar la enfermedad
2)       accesibilidad a sus médicos/as en momentos críticos, telefónica o personalmente
3)       accesibilidad a todos los útiles que necesitan, minimizar las demoras
4)       participación en las decisiones sobre su propio proceso y reconocimiento de su expertise
5)       la competencia técnica de los/as profesionales, que se empieza a definir también en función de sus habilidades de comunicación y su humanidad e interés hacia los/as pacientes
La atención sanitaria a la Diabetes Melitus1 necesita mejorar en aspectos muy básicos como la comunicación con los/as pacientes, el estilo de relación o el trato. Los pacientes terminan adaptando su vida al tratamiento y no al contrario. La comunicación con los profesionales suele ser parcial y centrada en lo que el profesional desea conocer. Con frecuencia, las visitas médicas se convierten en una mera revisión de controles y “regañinas”. Es importante efectuar un cambio de orientación, para transmitir el diagnóstico de una forma positiva e infundiendo ánimos, flexibilizar y adaptar el tratamiento a las circunstancias de cada paciente. Es fundamental que los profesionales sanitarios se interesen por la evolución de sus pacientes, facilitando la accesibilidad y promoviendo un clima de confianza para que les planteen sus dudas y una toma de decisiones compartida. Tanto el sistema sanitario como sus profesionales deben atender con más interés los aspectos emocionales de la enfermedad y su proceso, asumiendo una perspectiva integral en el cuidado.

Por María Escudero, Mª Ángeles Prieto y Joan Carles March.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada